cover

Debut discográfico de estos suecos que, por portada, artwork en general y logo, dirías que son unos fans de Devildriver… pues va a ser que no, ya que no podrían estar más lejos musicalmente hablando, pues tenemos a unos músicos de metal melódico (vocalista de Pyramaze y ex Tad Morose, igual que Daniel Olsson a las guitarras), alguno algo más durillo (Pelle Åkerlind de Morgana Lefay), moviéndose por el terreno musical de unos Nocturnal Rites.
Metal melódico (que no power, como se les define en muchos sitios, ya que ni doble bombo ni demasiada velocidad en sus temas) de voz rota, aprovechando la ausencia de los NR (seis años ya sin saber de ellos) y de sus más brillantes discípulos, 8-Point Rose.
Hay que decir que no es como si en un país de pandereta alguien que no sabe ni idiomas, ni tiene carisma, ni liderazgo, ni tiene capacidades sociales, ve cómo está el tema y decide presentarse a presidente del gobierno, y, ante la falta de oposición, va y acaba siéndolo. No, nada de eso, en el caso de Trail of Murder, sí es cierto que han aprovechado la falta de oposición, pero la propuesta presentada no solo es digna, sino que es un muy buen disco, digno sucesor tanto de los discos editados bajo el reinado de Nocturnal Rites, como de esa pequeña perla de los 8-Point Rose que les sucedió.
Buen disco de metal melódico sin estridencias, que tras un par de escuchas, te enganchan todos y cada uno de sus temas.

Lluís

band