cover

Desde Suecia nos llega una especie de nueva super-banda. Puede que sus nombres no sean estelares pero, como mínimo, el de sus grupos de procedencia sí que lo son. Estamos hablando de Leif Edling de Candlemass, Lars Sköld de Tiamat, Carl Westholm ex Candlemass entre otros, Marcus Jidell ex Evergrey, entre mucho otros “ex”, y la agradable sorpresa a todos los niveles del debut a las voces en una banda de Metal de Jennie-Ann Smith.

Puede que la premisa estilística de la banda no llame mucho la atención, pues básicamente se trata de ni más ni menos que de, oh sorpresa, una banda de Doom. Evidentemente esta gente parte de una base excepcional en cuanto a experiencia, y eso se nota a los segundos de dejar sonar este debut homónimo. Con una producción acojonante, Avatarium se adentran en el mundo denso y pantanoso del Doom, con una elegancia gótica que tiene mucho que ver con la voz de Jennie-Ann Smith y con el desarrollo de los temas. El registro vocal de Jenni-Ann rompe con las modas actuales en cuanto a voces femeninas. Dicho de otra manera, no nos encontramos ante la extenuantemente repetitiva voz gótico-sinfónica, y eso lo agradecen nuestras orejas y la propia personalidad del grupo. La música de Avatarium también presenta una aparente voluntad aperturista. Este debut puede gustar por igual a los fans del Doom clásico y sabbathiano, y a los oídos más ávidos del Doom/Death de Halifax, y aunque no se trate de un disco comercial por definición, sí que nos ofrece temas perfectamente radiables y dinámicos como “Boneflower”.

Excelente debut de este grupo. Con alma de banda paralela pero de la que esperamos mucho más material.

Ivan Cateura