Quinto disco ya de estos norteamericanos alternativos, y no me refiero a que sean norteamericanos a los que les guste caminar y la comida sana.
Cinco discos y ya algo más de 15 años en activo es lo que han aguantado antes de empezar a repetirse a sí mismos y a bajar el listón.
Personalmente ya llevaba tiempo esperando este nuevo trabajo, hay ciertas bandas que me caen en gracia, y esta lo consiguió con su anterior trabajo, el “The Cycle of Dust”, con un buen puñado de singles de gran calidad, de esos que te suenan en el aleatorio dos años después, y en seguida te vas a mirar si ya hay nuevo disco. A mí me enganchó esa música que parecía un cruce entre 5 Finger Death Punch y Destrophy, aunque con un toquecillo industrial en las partes más cañeras.
Pero en este nuevo trabajo, a parte del single que abre el disco, poco más hay que nos llame la atención, algún riff bien hallado, alguna parte melódica bien conseguida… pero todo ello en un contexto musical poco innovador. Se han dedicado a consolidar su sonido, eso sí, pero han olvidado el hacer caso a su inspiración, al diablillo metálico interior que les aportaba ese toque de frescura y originalidad.
Son en su mayoría temas que pasan sin pena ni gloria, trabajados, con un sonido propio, pero sin vida ni chispa.

Lluís