108801-dead-by-april-worlds-collide

No sé si en su momento visteis y recordaréis un magnífico gag del Gran Wyoming donde recibía un paquete de su íntimo amigo Michael Jackson, del paquete aparecía un señor vestido de colegial, con una nota que decía algo así como “te mando este juguete que se me ha quedado viejo”.
Pues bien, es eso o que alguno de los Dead by April tenía vocación para cura, porque ya va el cuarto disco y tercer cantante ya de los suecos, que siguen buscando voces de estas juveniles, pero intentando madurar a nivel musical.

Y como con sus dos discos anteriores, siguen sin convencer en el mundillo del metalcore, siguen pareciendo unos niños emos metalcoriles electrónicos haciendo cara de enfadados e intentando que su música también sea más agresiva, pero se quedan en eso, en el intento.

El único tema que destacaría del disco es el octavo track, “Can You See the Red?”, donde se alejan de “intentar hacer eso que hay que hacer” y se dejan ir con un divertimento, el resto es un “quiero y no puedo” tras otro.

Pues eso, después de cuatro discos, parece que Dead by April fueron más cosa de una sola noche (o misa, en su caso), porque aparte de la sorpresa del primer disco, poco más nos ha llamado la atención en la década que llevan activos.

Lluís