Lords Of Death

Seguro que alguna vez has imaginado que te vas de vacaciones a Louisiana, a uno de estos bonitos pueblos de la cuenca del Mississippi. Al llegar, te mueres de ganas de probar las míticas gambas criollas y la no menos mítica sopa de tortuga, y te diriges al primer local que encuentras.

Al entrar, descubres que es noche de concierto, y que está tocando la banda de música Cajún del pueblo, dándolo todo con sus violines y acordeones. Después de un par de bourbons, tienes la sensación que Stella Jean, la chica más bonita del pueblo, te observa mientras comenta alguna cosa con sus amigas, Lula Jean y Sophie Jean. Después de tomar un nuevo bourbon, te haces el valiente y la sacas a bailar. En el fondo del local, sentado, está el hermano de Stella Jean, Bobby Joe, y no parece estar demasiado contento.

Se acaba el concierto, y decides salir al porche a fumar un cigarrillo y a tomar un poco el fresco mientras decides cuál va a ser tu próxima acción.
Con Stella Jean y su generoso escote todavía en la cabeza, notas que un dedo índice presiona dos veces sobre tu omóplato derecho. Te giras, y sin tiempo a ver nada, notas como gran parte de tus piezas dentales salen volando acompañadas de un vibrante sonido metálico. Pierdes el conocimiento.

Al volver a abrir los ojos, notas que algo no va bien. De hecho muchas cosas no van bien: todo está oscuro, el ambiente está cargado de un nauseabundo olor a agua estancada, y notas que no estás sobre suelo firme, tu punto de apoyo se balancea.
Tus ojos empiezan a distinguir la silueta de unos cipreses y el sonido acuoso de alguna cosa que se mueve ceca de ti.
Poco a poco te vas dando cuenta de cuál es tu situación: te encuentras solo, sin dientes y muy dolorido, encima de un bote sin remos ni motor, en medio de un pantano. Bueno, de hecho no estás del todo solo, el sonido de criaturas inquietas moviéndose cerca de ti es cada vez más evidente.
Y después oyes un sonido humano. Alguien está riendo. Distingues la luz de una linterna de gas, y rápidamente sabes a quien pertenece. Es Bobby Joe.

El viaje musical que nos proponen Temple Of Void con su segundo álbum es exactamente así. Claustrofóbico, brutal y cavernoso. Una mezcla del Death y el Doom Metal más pesado y primitivo que te puedas imaginar. Muy recomendable.

Ivan Cateura