Ne Obliviscaris “Urn” Season Of Mist [CAST]

urn

Como todo el mundo sabe, los gnomos viven en confortables madrigueras debajo de los árboles y se pasan el día frotándose la nariz, como algún político que todos tenemos en mente. En cambio, Bob Esponja vive en una piña debajo del mar. Todo dentro de la normalidad. Por su parte, los  Pitufos viven dentro de setas u hongos; sospecho que sé de qué tipo de setas se trata, pero para no terminar con la inocencia de los más pequeños prefiero no decirlo. Lo que quizá no sabe tanta gente, es que los Progs también tienen su propio hábitat. Viven en Metropolis, una sofisticada ciudad donde pasan felices toda su vida fabricando bajos de seis cuerdas, fumando paquetes de Camel y haciendo chistes de Punkis.
Es en esta ciudad donde podremos encontrar a Ne Obliviscaris, aunque quieran engañar a la gente haciéndonos creer que son australianos.

La sociedad Prog está altamente estratificada. Puedes encontrarte con bandas como Periphery, que aspiran a estar en la parte alta del escalafón jerárquico pero que a duras penas llegan a ser unos First Certificate o, con el caso que nos ocupa, los Ne Obliviscaris, que ya se han sacado el Advanced B de Prog, y están estudiando seriamente para llegar al Proficiency.

Lo tienen todo: temas de más de 10 minutos, complejidad compositiva, partes melódico-psicotrópicas, un instrumento que se escapa de los cánones clásicos del Metal – en su caso es el violín- y calidad instrumental como para aburrir.

Si intentamos trasladar todo esto fuera del fabuloso mundo de Metropolis podemos preguntarnos: ¿realmente valen la pena? Sí, mucho. Es posible que gente no familiarizada con el género pueda aburrirse, sobre todo con algunos pasajes más melódico-acústicos, pero el conjunto de “Urn” es más que notable. Igual que en su anterior “Citadel”, Ne Obliviscaris nos ofrecen una convincente mezcla del Prog más clásico con elementos del Metal extremo que acaban por conformar un álbum con mucho color. Destacan en gran medida los desenlaces que encontramos en la mayoría de canciones. Los temas de minutaje largo no son gratuitos, lo que hacen es prepararte poco a poco para un final instrumental explosivo, como en el caso de “Libera (Part I) – Saturnine Spheres” o “Urn (Part I) – And Within the Void We Are Breathless”.

Sí, el disco pide ciertas dosis de paciencia, pero es más que recomendable. Ah, por cierto, otra gran noticia, ¡en este caso el cantante melódico apenas molesta!

Ivan Cateura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s