La entrada comprada en FNAC anunciaba la apertura de puertas a las 19:30h por lo que llegando hacia las 19:45h había tiempo de sobra para entrar, pedir una birra o kalimotxo (según preferencias) y buscar un sitio para escuchar a Old Kerry. Peeeeeerooo las cosas no siempre son como uno planea….cuando llegamos hacia las 19:45h tuvimos que pedir rápidamente porque ya se oía a alguien hablar en el escenario. Resultó ser el maestro de ceremonias de Hellzapoppin anunciando el comienzo de su show. Durante poco más de una hora nos sorprendieron y deleitaron con escupefuegos, tragasables y acrobacias varias que pudimos ver muy cerca debido al escaso público que se acercó a la Santana 27. Fue un show espectacular que no dejó indiferente a nadie.

29496290_10156083008420256_629478077713350656_o.jpg

Nada más terminar una tela gigante con la bandera del país Avatar tapó todo el escenario. Lo cual significaba que Avatar iban a ser los siguientes en tocar. Y Old Kerry Mckee??? Pues resulta que la apertura de puertas fue a las 18:30h y obviamente ya había tocado. Según me comentaron su blues/folk no estuvo mal pero desentonaba con el cartel de esa tarde/noche.

Y llegó el momento de ver a los suecos Avatar quienes el verano pasado dejaron con la boca abierta a todos los que les vimos en los diferentes festivales europeos. Tenía muchas ganas de ver cómo planteaban el concierto porque el último disco no ha recibido buenas críticas y personalmente me ha decepcionado.

Empezó a sonar la intro de su último álbum “Avatar Country” con la letra iluminada en la bandera gigante para que como humildes vasallos pudiéramos corearla. Al caer la tela con el principio de Leyend of the Kind vimos el escenario con varias alturas y escaleras a los laterales de la batería que ayudaban a las coreografías marciales de los miembros de la banda. Ovación total cuando entró en escena el gran Johannes Eckerström, en mi opinión el mejor frontman actual. Se come el escenario no para un segundo, gesticula como un loco, anima al público como nadie mientras ejecuta perfectamente todas las canciones.  Del último disco aparte de las ya mencionadas, sonaron: The King Welcomes You to Avatar Country, King´s Harvest, The King Wants You y A Statue of the King, canciones que en disco quitando un par de ellas no dicen casi nada pero que en vivo ganan gracias a la teatralidad que les han aplicado con un Jonas Jarlsby totalmente metido en su papel de “King”. Por otro lado, John Alfredsson no es un batería que se limite a tocar, él también participa en las performances y esta vez se encargó de empezar a tocar con Johannes detrás de él, simulando mover sus brazos con si se tratara de una marioneta. No faltaron las míticas: The Eagle Has Landed, Hail the Apocalypse, Bloody Angel, Puppet Show, Tower, Let it Burn, Paint Me Red, Smells Like a Freakshow y para mi grata sorpresa, Reload, una de las que más me gustan, así como War Song, que es una de las más rápidas de su primer disco.

Johannes nos informó de que era la segunda vez que tocaban en Bilbo. La anterior fue hace 12 años, vamos, justo cuando consiguieron que sus padres les firmaran el consentimiento para salir de gira. Como dato curioso, esta vez van vestidos totalmente de negro con algunos ribetes dorados y rojos (los colores del País Avatar). La sorpresa fue que como si de Beyoncé se tratara, unas canciones antes de terminar se volvieron a cambiar de levita, esta vez blanca a excepción de la del “King” que era dorada.

28754039_1663674287011559_7235787972585455616_n.jpg

Se despidieron de forma teatral con nuestro adorado “King” en el centro al que le colocaron la corona y el manto real.

Resumiendo: set list perfecto, luces increíbles, sonido inmejorable, puesta en escena, actitud y buen rollo de matrícula. Una pena que en Bilbo solo lo disfrutáramos unos pocos.

Texto: Marijo
Fotos: Instagram oficial de Avatar