The Dead Daisies empiezan a ser un poco como los Ñu pero en su versión australiana: parece ser un cementerio de músicos clásicos, en solo 4 discos y apenas 5 años de historia, ya han pasado por ahí David Lowy (el creador o jefazo), Richard Fortus (Guns N’ Roses), Jon Stevens (INXS, Noiseworks), Darryl Jones (The Rolling Stones), Dizzy Reed (Guns N’ Roses), Marco Mendoza (Thin Lizzy), Charley Drayton (The Cult, Divinyls, Cold Chisel), John Tempesta (The Cult), Brian Tichy (ex Whitesnake), Frank Ferrer (Guns N’ Roses), Alex Carapetis (Nine Inch Nails), Clayton Doley, Jackie Barnes (Jimmy Barnes), Alan Mansfield, Doug Aldrich, Deen Castronovo y John Corabi (The Scream, Mötley Crüe).

Sospecho que parte del problema es pillarse músicos americanos y tener que ir a ensayar a Australia, donde reside David Lowy… y otra parte del problema es que la mayoría de músicos ya han dado todo lo que podían dar de sí mismos.

Empezó siendo algo alarmantemente interesante, y más viendo la media de edad, y que muchos de esos músicos ya solo destacaban en discos de versiones. Su disco de debut (homónimo), nos fascinó, y su secuela, el “Revolución” también nos gustó bastante, aunque ya tenía menos singles destacados.

A partir de ahí, se notó la ausencia de los gamberrillos de la banda, los que venían de The Cult y Guns’n’Roses (sí, John Corabi pasó por Mötley Crüe, que algo se le podía haber quedado, ni que fuera un poquillo de polvo bajo la nariz, pero parece que no fue así), y nos hemos quedado con miembros de hard rock clásico que… bueno, pues va y hacen… hard rock clásico.

Sin la chispa de antaño (lo que es, de hace 4 o 5 años), segundo disco con canciones que no pasan de “correctas” (que es un eufemismo para no decir “tocan bien pero me aburren”). Quizás deberían considerar destinar parte de lo que se gastan en billetes de avión en drogas, putas y fiestas, seguramente ellos se lo pasarían mejor y, quizá, de rebote, nosotros también.

Lluís