Avalanch 30/09/2018 Razzmatazz 2 (Barcelona) [CAST]

Antes de nada, aunque no tenga por qué hacerlo, quiero poner las cosas en contexto. Transparencia total. A mí me gustan Avalanch, siempre me han gustado. Y me supo mal cuando se oficializó el parón en la carrera de la banda de Alberto Rionda. Considero que soy de los que realmente apreciaba y valoraba la música de los asturianos. Soy también de los que nunca ha entendido por qué en este país, una banda con la calidad compositiva como la que Avalanch ha demostrado por activa y por pasiva, no puede claramente despuntar respecto a las otras. Supongo que al final hay que resignarse y aceptar que las cosas son como son y que el éxito no es directamente proporcional a cuanta más calidad compositiva demuestres tener.

20180930_211149.jpg

Y supongo que de ahí la vuelta de tuerca adicional que el señor Rionda se sacó de la manga. Avalanch All Star Band… ¿en serio??? Israel Ramos, Jorge Salán, Magnus Rosen, Manuel Ramil y… ¿¿¿Mike Terrana??? ¿En serio??? Tal y como he dicho una cosa en el párrafo anterior, digo otra ahora, transparencia total… No me gustó la idea. No he sido partidario de esta dirección, para mi Avalanch ha sido, es y debería ser otra cosa, no marketing, nombres, cartel… no, ni lo esperaba ni me posiciono a favor. Pero, aun así, no podía dejar perder la ocasión de volver a ver a Alberto y a Terrana, dos de mis músicos favoritos, en directo y me acerqué al que sería el último concierto de la gira del 15º aniversario de “El Angel Caído”.

20180930_211438.jpg

Aunque la sala no acabó presentando un lleno, sí que llegó a los 3 cuartos de entrada, algo que tiene su mérito por tratarse de domingo. En cualquier caso, la gente que había en la Razz 2 se notaba que tenía ganas de Avalanch y Alberto y su guitarra no hicieron demorar mucho la espera haciendo acto de presencia con bastante puntualidad sobre el escenario. Alberto y guitarra entonaron solitos “Santa Bárbara” como intro, para a continuación dar ya paso a “Hacia la Luz” con el resto de la banda. Una forma distinta de empezar un concierto. Junto a estos temas fueron desgranando prácticamente todos los que componen “El Ángel Caído”, que sin duda tenía que ser el protagonista de la noche, junto a la cantidad de nombres que había sobre las tablas. Y tanto nombre junto no siempre es garantía de éxito, pero qué queréis que os diga, sonaron muy compactos durante las 2 horas de actuación. Compactos y contundentes. Se apreciaba también una curiosa unión y buen rollo en todo momento entre ellos. Se respiraba sintonía. Y cuando sobre un escenario existe todo eso, difícilmente pueden ofrecerte un espectáculo flojo o por debajo de las expectativas.

20180930_212439.jpg

Todos los músicos tuvieron también su momento individual, especialmente el animal de Terrana (y no hago referencia al cocodrilo precisamente) con sus 10 minutos de tormenta particular de rigor. Y mientras tema a tema se podía observar a un Magnus Rosen al bajo pasándoselo en grande posando cada vez que detectaba una cámara que le enfocaba, al otro lado se podía observar un gran tándem de ataque como el que forman Alberto Rionda y Jorge Salán, dos de los mejores guitarristas que se pueden encontrar en este país, alternando protagonismo y haciendo gozar a los espectadores con el sonido que se creaba tras cada uno de los movimientos de sus dedos.

20180930_211258.jpg

Isra a la voz también estuvo espléndido, gustará más o menos, pero la verdad es que no desentona para nada en este grupo de estrellas. Tal vez el pero que le vi yo al concierto, fue el exceso de aprecio mutuo que se empeñaban en demostrar al público. Uno señalando al otro para destacarlo y el otro señalando al de al lado para destacarlo aún más y a su vez este señalando al otro que señalaba al otro y que señalaba al que estaba posando tras detectar otra cámara a punto de dispararle. Demasiado, para mí en exceso. Sí, sois todos muy buenos… todos. Y nosotros lo sabemos y por eso vamos a veros.

20180930_211246.jpg

No sé si esto del All Star Band va a durar mucho, pero está claro que mientras dure harán disfrutar a sus seguidores, y probablemente abrirán las puertas a nuevos fans. Los críticos y detractores por supuesto ahí estarán como representantes de la nota discordante. Está claro que el disco que en principio deberían editar próximamente dictará el futuro de este proyecto internacional, el nuevo intento de Alberto Rionda de conseguir el reconocimiento al menos nacional que sin duda alguna se merece desde hace demasiado tiempo.  Eso sí, será ya sin el sueco Magnus Rosen, que ya ha anunciado que no continuará con la aventura del All Star. Empezamos bien la nueva era…

Sergi

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s