No Name Faces “Walls of Anxiety” Spinnup Records, 2018 [CAST]

No Name Faces es un nuevo grupo de rock alternativo canadiense, es decir, a lo Nickelback, con la pequeña diferencia de que son suecos… o al menos eso es lo que se podría deducir con pocas posibilidades de equivocarse tras escuchar su primer single, que abre este disco de debut y que, además, le da título.

Pero, aunque todo fuera muy fácil, las vocecitas de mi cabeza y yo solemos complicarnos la vida, y nos gusta seguir nuestros propios consejos como el de no comenzar nunca a escucharse un disco por la primera canción.

¿Y qué ha pasado? Pues no lo sé, porque tras escucharlo algunas veces, sigo como anonadado. Sí, la primera canción, es Nickelback, hasta ahí bien, o no, según como se mire.

El segundo track, Silence, empieza como balada, y cuando ya te esperas la típica balada de rock alternativo, y estás a puntito de darle al stop del reproductor, se convierte en una especie de marcha nupcial-militar. ¿Lo cuálo? Sí, eso mismo. Sin tiempo a reaccionar, empieza The Truth Will Bring Them Down, que empieza a lo groove melódico, un poco Five Finger Death Punch. Pero, ¿no habíamos dicho que eran unos mariquillas nickelbackianos? Sí, y de hecho, este tercer track evoluciona de ese groove melódico a típico rock alternativo canadiense.

Cuandote tienen descolocado, llega la cuarta canción, I’m Sorry, típica balada-medio tiempo de rock alternativo vomitivamente comercial. Ahí ya piensas que lo anterior era algún tipo de error y que esto es lo que pretendían hacer, pero… entra “Welcome to the Freakshow”, otro medio tiempo que parece darte la razón, hasta que notas que los ritmos son demasiado pesados para un medio tiempo de rock alternativo, y más cuando llega el estribillo y adquiere una teatralidad innata… un momento… ¿están haciendo rock alternativo pasado por el filtro de sus compatriotas Avatar?

My Hero es más íntima, y nada tiene que ver con el rock alternativo, y ya en shock, escuchamos “My Shadow Is My Only Friend”, tema cañero, directo y… ¡con solo de guitarra! ¿Puede ser más raro? Pues sí, el penúltimo track, Cannibal, empieza como lo que debería ser, un tema súper comercial de rock alternativo, pero se corta en seco por una melodía vocal que nos recuerda a unos Pink Floyd hasta que llega el estribillo y pasan a convertirse en un grupo AOR ochentero.

Para acabar, Fly Away parece terminar más alternativa, pero ya, tras todo lo escuchado, te das cuenta que esta gente o son alternativos que no saben hacer rock alternativo, o son unos putos genios que se han equivocado de estilo musical.

Lluís

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s