Quinto disco de los vascos en el que apuestan con un “all-in”, fichando por la discográfica de bandas como All Hail the Yeti y haciendo un giro en su death-melódico-metalcore hacia el prog que tan de moda está.

Cómo no, ya han aparecido las primeras impresiones en plan “el mejor disco de la banda sin ninguna duda”, promoción a punta pala y gente dejando este nuevo disco por las nubes.

Pues… ¿qué queréis que os diga? A mí me ha parecido interesante ese giro para buscar nuevos sonidos, aunque sea un giro ya absolutamente colapsado de bandas que pretenden ser progs y ganarse este público que parece necesitar un bukkake musical a diario y tragarse todo lo que le echen.

Pero poco más que eso, una idea interesante. La materialización de esa idea, me ha decepcionado bastante, empezando por una producción que me parece horrorosa de principio a fin, con un sonido demasiado vacío para una banda de death melódico y demasiado basto para esta nueva vertiente más progresiva.

A eso le unimos que han dejado las voces limpias de Iñi tal cual las debió de grabar, forzadísimo en muchos momentos y perdido en la vertiente prog en otros muchos, a las que debían haber pasado algún filtro para disimularlo, pues el resultado no me parece nada bueno.

Seguramente, con una producción adecuada, este disco sobresaldría por encima de los otros en cuanto a composición y ejecución instrumental, pero tal cual lo han dejado, no es que no me parezca el mejor de la banda, es que no me vale ni como maqueta de un grupo novato.

Lluís