Amon Amarth Berserker

Solo puedo entender la popularidad de Amon Amarth desde dos puntos de vista:

  • El carisma de Johan Hegg, su vocalista. Vendría a ser como Rosalía, pero midiendo dos metros y medio de alto, blandiendo un cuerno vikingo, y haciendo “GROOARGH GROOARGH” en vez de “TRA TRA”.
  • Los festivales de verano. Todos los que han ido a un festival metalero de verano saben que a ciertas horas de la tarde/noche son muy bienvenidos los grupos de propuesta musical sencilla, con una buena puesta en escena y que solo te obliguen a levantar el puño de vez en cuando.

Berserker” es el enésimo intento por mis partes de intentar que me guste un disco de estos vikingos. Si a tanta gente le apasiona la música de estos suecos, ¿por qué no deberían ser buenos?

Amon Amarth sigue siendo un grupo efectista con poquita cosa por ofrecer en versión disco. No discuto que en directo puedan tener su rollo: con la proa del drakkar, el fuego, el confeti, las roller girls y todo lo que le quieras añadir, pero musicalmente tienen poquita cosa por aportar.

Su propuesta musical es la de un Death Metal melódico de temática vikinga. La definición queda bien sobre el papel, pero a la hora de la verdad, los temas son muy llanos y similares entre si. El único tema que me llama la atención es “Crack The Sky”, aunque estoy seguro que ya lo he escuchado en algún otro álbum de los mismos Amon Amarth.

Sin querer entrar en crueles comparaciones, o quizá sí, Unleashed nos proponen algo muy similar, lo hacen infinitamente mejor, y no disfrutan ni de una décima parte de la fama que tiene Amon Amarth. Son cosas del directo…

Ivan Cateura