stonefield-bent

Se supone que durante los años 60 y 70 el talento musical venía complementado por algún tipo de inspiración externa, ya fuera vía oral o vía respiratoria. Esta combinación dio alas para la creación de nuevos estilos y formas de expresión musical. De ahí surgió el Rock psicodélico, el Rock progresivo, los grandes hits de Georgie Dann, y todos los derivados posteriores.

Stonefield es una banda australiana formada por las hermanas Findlay. Una familia que en las cenas de Navidad debía cambiar la infravalorada zambomba por un Hammond y una guitarra pero, eso sí, se mantenía fiel al “fum, fum, fum”.
Con este proyecto musical familiar, Stonefield mezclan un estilo tan actual como es el Stoner, con el citado Rock de los 60 y 70, que muy actual no es, pero últimamente está viviendo un importante revival a escala global.

El resultado final es realmente brillante. Bueno, de hecho mi criterio es una mierda porqué no soy muy habitual de este tipo de estilo, pero “Bent” me ha parecido un muy buen álbum. Los ejes principales del disco son los omnipresentes teclados de Sarah y la serena voz de Amy, que aparte de ser la vocalista principal también se ocupa de las baterías. En cuanto a la producción, Stoneflied no forma parte del conjunto de grupos que han tenido que ir a buscar un sonido sucio para sonar retro, con sus composiciones vas más que sobradas.

Con estos ingredientes, tienen más que suficiente para forjar temas que bien podrían formar parte de la banda sonora de una película de retro sci-fi como es el caso de “Woman” o “Route 29”, o canciones profundamente hipnóticas como “Dog Eat Dog”.

Bent” suena fresco, inspirado y entra muy rápidamente. Es una de las sorpresas positivas que de momento nos deja el 2019.

Ivan Cateura