Quienes conocían a estos suecos antes de este disco de debut, ya destacaban de ellos la teatralidad y las coreografías sobre el escenario, y algunos destacaban que eran unos maestros de la escenografía.

Por otro lado, tenemos un rock-metal que bebe de muchas fuentes, desde lo melódico a lo industrial… por lo que, hasta el momento, bien podríamos estar hablando de los genios (y también suecos) de Avatar y no de los Mister Mistery.

Lo que les diferencia es que sí, conceptualmente su música es una mezcla de muchos estilos y sonidos, buscando muchos momentos para incorporar escenas de una obra del burlesque o música carnavalera (en cuanto al feriado o “carnival” americano, no el carnaval de aquí), pero a nivel musical, se alejan totalmente del metal extremo y se mantienen entre el hard rock, un rock industrial, esos elementos del burlesque cabaretero que comentábamos antes, y el horror punk-rock.

Por lo tanto, estaríamos, en lo musical, más cerca de Wednesday 13 que de Avatar y, teniendo en cuenta el aburrimiento absoluto que suponen los últimos discos de los Wednesday 13, totalmente lineales de principio a fin, pues encontrar algo tan variado como este Unalive de Mister Misery, es una gran alternativa.

Es decir, saben mezclar estilos varios y diversos, tanto del rock-metal como de fuera, como Avatar, pero ofreciéndonos un estilo bastante diferente, con resultado no tan para los gourmets de la música, pero sí para los que disfrutan sin más de algo divertido, distinto, con buenas melodías y estribillos y ritmos pegadizos.

Lluís XXIV