En 2013, tras una muy buena trayectoria de gótico-pseudo-popero-alternativo, estos alemanes editaron, conocidos en esa época como A Life [Divided], el The Great Escape, disco en el cual ya comentábamos que se iban mucho para el pop pero que, a diferencia de otros grupos gotiquillos que habían sucumbido a la comercialidad, todavía teníamos esperanzas con ellos.

En el siguiente disco, Human, que es cuando perdieron los corchetes de su nombre, tuvimos la misma impresión, que seguían derivando hacia el pop, pero que aún se mantenían en el terreno del rock-metal.

Pues bien, tanto tensar la cuerda, se rompió, y cuatro años después de ese Human, nos llega este Echoes, donde de gótico alternativo queda poco ya o nada, las guitarras son más de decoración que para hacerlas sonar, y nos traen un disco de pop-rock alternativo comercial que nada tiene que ver ya con sus grandes discos como fueron el Passenger o el Virtualized.

En 2013 los comparábamos con The Birthday Massacre y su evolución… pues seguiremos con esa comparativa, esperando a confirmar en el próximo disco nuestras nulas esperanzas de que reconduzcan su trayectoria y quedando solo a la espera de que salgan en algún vídeo con lentejuelas o haciendo duetos con Shakira.

Lluís XXIV