The Indifference Of Good Men” es un buen disco de Nu Metal, del modernillo, con presencia de Metal Alternativo y algún toque industrial. Sí, lo es. También es cierto que podría ser aun mejor, pero bueno, digamos para entendernos que apunta maneras. Como A Killer’s Confession, la nueva banda de Waylon Reavis (exMushroomhead)… apunta maneras. Tras su debut hace un par de años con “Unbroken”, este segundo trabajo debe servir para consolidar el sonido de este proyecto, un proyecto presentado con descaro y buenas maneras, pero que aun carece de completa solidez. Porque a veces te da la sensación de estar escuchando algo cercano a Linkin Park, a veces Waylon Reavis te traslada a Metallica, y podría seguir con distintos grupos que se mueven dentro de las escenas del Nu Metal, del Metal Alternativo y del Metal Industrial, con momentos muy cercanos a sonidos de lo más comerciales. Cogiendo de lo mejor de cada uno un poco pero sin sellar su identidad ni un claro camino a seguir, A Killer’s Confession nos acercan un disco cargado de buenas intenciones y buenas maneras, pero sin una clara definición o plan de ruta, pero que debido a esa incertidumbre, a ese equilibrio y pie entre lo más comercial y los distintos estilos dentro del género del Metal, conseguirán adeptos tanto dentro como fuera, tanto más jóvenes como más veteranos en el sector musical.

A Killer’s Confession es a mi modo de ver, un serio grupo a tener en cuenta dentro del género del Nu Metal más moderno, ya que tienen la calidad compositiva para hacerlo, y la mezcla e incursión a otros estilos es más que convincente. Solo les resta consolidarse y definirse en sonido, en etiqueta, en rumbo y dirección. Un disco más completo, de principio a fin, algo que casi han conseguido con este “The Indifference Of Good Men”, pero que se han quedado a medio camino, va, digamos a tres cuartos de camino. Pero sí, están avanzando adecuadamente.

Sergi