30 años ya en la escena musical de The 69 Eyes! La verdad es que me parece increíble. Pasa el tiempo y la banda finlandesa de Gothic Rock, también conocida como los vampiros de Helsinki, siguen en activo y además a buen nivel. Es cierto que el desgaste vocal de Jyrki 69, suele ser entre cero y negativo, por lo que afonía crónica por esfuerzos vocales al cantar no tendrá, y para eso entendemos que hace intervenir a Dani Filth de Cradle of Filth, para encargarse del “desgallite” vocal puntual.

13 álbumes de estudio van ya, de esta banda que sinceramente nunca pensé que llegarían tan lejos, y menos con niveles de calidad mínimamente aceptables. Pero este caso, este “West End” es más que aceptable, de hecho aun sin tener nada especial, nada sobresaliente, nada que suponga un estrés compositivo extra o fuera de lo normal, “West End” consigue llegar al notable. En él podemos encontrar canciones Goth’n’Roll auténticas, con ritmo y pegadizas, temas con regusto Goth’n’Punk, cortes más lights y tranquilos, colaboraciones, relleno… De todo un poco, pero que lleva un resultado final muy apetecible, para seguidores e incluso para los que nunca se han adentrado en el mundo de este quinteto de vampiros fineses, es sin duda un disco dócil y de fácil digestión.

Two Horns Up” (con la colaboración de Dani Filth), “Black Orchid”, “Change”, “Burn Witch Burn”, “Cheyenna” o “The Last House On The Left” (colaborando Wednesday 13 de Murderdolls y la hija de Alice Cooper, Calico Cooper), son ejemplos de temas dispares entre ellos pero alineados y fieles al sonido de The 69 Eyes y que harán las delicias del oyente, sin duda. Y con esos temas seleccionados ya tendríamos medio disco a alto nivel. Del resto, tenemos los habituales sobrantes o rellenos que solemos encontrar, aunque también temas que quedarían en segunda línea pero no por eso serían despreciables.

Lo que venía diciendo al principio, disco notable en resumen de los fineses The 69 Eyes, que son aun de los pocos que se mueven por el mundo del Gótico (Goth’n’Roll en realidad) con dignidad y gran nivel.

Sergi