Magnum tuvieron casi dos décadas de oscuridad entre mediados de los ochenta y mediados de la primera década de este siglo XXI. Mientras, su vocalista, Bob Catley, iba editando discos buenos, elegantes, compactos.

Al final, tras unos 20 años de indecisiones, debieron de pactar que Bob dejara su carrera individual aparcada, y que hiciera lo que hacía en solitario, pero con Magnum. Así pues, Bob Catley deja de editar discos en solitario, y, poco a poco, los discos de Magnum se van pareciendo más a lo que hacía su cantante por su lado, hasta llegar al Escape from the Shadow Garden, una maravilla en forma de disco que combina el buen hacer de los músicos experimentados de Magnum, y la elegancia de Bob Catley.

Y ese nivel se mantuvo bastante bien, tanto en el Sacred Blood, Dinive Lies, como en el Lost on the Road to Eternity (sí, no son amantes de los nombres cortos), hasta llegar a este Serpent Rings, disco muy similar en estructura… seguramente demasiado.

Sí que se han dado cuenta que se estaban repitiendo muchas melodías, sobre todo vocales, y han intentado jugar un poco con las voces, buscar otros tonos, cambiar un poquito las estructuras de los estribillos o de las canciones en sí (You Can’t Run Faster Than Bullets, Madman or Messiah o House of Kings), pero, a pesar de que se nota ese esfuerzo, el resultado final sigue siendo un poco repetitivo en cuanto a sus últimos discos.

El disco no está mal, nos deja algunos singles, pero también nos deja con la sensación de que han podido caer en otro pozo, esperemos que de este salgan en menos de los 20 años que les costó salir del último…

Lluís XXIV