Me escuché el single de estos fineses y, tras dos o tres minutos que tardé en reaccionar, pensé para mí mismo y mis adentros: “No habrán tenido cojones de hacer esto”.

Así pues, y como amante de los gatos, me picó, y mucho la curiosidad, y decidí escucharme el disco entero. ¿Fue una buena decisión? Ya se veía de venir que muy buena… pues que no iba a ser, y más viendo lo que dijimos de ellos la última vez que les escuchamos, con su “Magic Forest”, pero hostias, a veces me pico conmigo mismo, y hasta me digo lo de “tú… aguántame el cubata, que voy”.

Pues bien, efectivamente, lo han hecho, se han subido al carro de la música ochentera… The Night Flight Orchestra abrieron la veda, algunos se han apuntado con acierto a los tecladitos casposos, y otros, con Lordi hasta ahora en cabeza, han apuñalado con ensañamiento hasta la saciedad a la musa de la música.

He dicho que “hasta ahora” Lordi iban liderando porque no sé si Amberian Dawn les superan, y es que son dos estilos muy distintos de enfocar el genocidio del buen gusto, sería como comparar entre el vómito de una comida en mal estado y el de uno que no ha controlado bien lo que bebía esa noche sin haber comido antes. Es vómito por igual, igual de asqueroso, pero las texturas y las composiciones son distintas.

El primer track de este “Looking for You”, United, despista un poco, al encontrarnos unas guitarras que no salían en el single, canción que da título al disco. Pero, a partir de la segunda pista, Eternal Fire Burning, ya es lo que nos encontramos en el resto del cd: teclados ochenteros de música cutre salsichera francesa discotequera, y la voz de Capri haciendo… canciones cutres salsicheras discotequeras al estilo francés cutre salsichero.

No sé, ustedes mismos, juzguen y ya de paso, busquen las diferencias:


P.D.: Amberian Dawn tienen DOS guitarras.

Lluís XXIV