Voodoo Six son el típico grupo de viking metal que lleva casi 20 años haciendo lo mismo y negándose a evolucionar, como los verdaderos vikingos, los que no se pasaron al cristianismo y la cagaron. El único problema es que Voodoo Six no son ningún grupo de viking metal, si no de hard rock, y te puedes escuchar un tema de este “Simulation Game” o te vas a buscar el “Fluke?” de la década pasada, y no sabrías qué temas son de cada disco.

Esta nula evolución musical de la que vuelven a hacer gala se me hace difícil de comprender, ya que no son ningún grupo que arrase en listas de vendas ni que vayan de cabezas de cartel como para decir “oye, esto nos funciona de muerte, sigamos por aquí”.

Tuvieron unos dos primeros discos correctos, tras los cuales la gente empezó a fijarse en ellos, pero, tras repetir lo mismo durante 17 años ya, no conozco a nadie que diga “hostia, sí, los Voodoo Six, cómo mola el último, casi está a la altura de ese que sacaron…”.

Centrándonos en el disco, este “Simulation Game” empieza muy bien, ya que el tema que lo abre, The Traveller, seguramente es la canción más dinámica y molona que hayan compuesto jamás, el mejor single de su carrera. Tampoco es que hubieran tenido ningún single destacado hasta el momento, ni que tuvieran la capacidad para sacarse singles de unos Gotthard o unos Shakra de antaño, por lo que sacar el mejor single de su vida tampoco era tan difícil.

¿Y qué más? Pues ya está, el disco es eso, un primer tema como buen single que abre el disco, y nueve canciones de relleno que son exactamente iguales a las que nos llevan presentando desde la creación del grupo.

La verdad, no sé ni cómo siguen ahí, para mí que la gente se confunde con tanto grupo y nombres parecidos y se cree que son los Voodoo Circle o algo así, porque no lo entiendo.

Lluís XXIV