White Crone es el proyecto paralelo… o raruno, porque ya tiene otros proyectos paralelos, de la bajista, compositora y cantante de blues Lisa Mann, quien, entradita ya en años, ha decidido probar un estilo que no fuera un muermo como el blues, pero, como no se ha atrevido con el Avantgarde, se ha quedado con algo similar al heavy metal.

Y digo similar, porque la cosa sí que tiene una base de heavy metal, pero nos vamos a veces hacia cosas algo más rapidillas, más cercanas a lo que serían unos Kobra and the Lotus, y otras hacia sonidos mucho más pesados y blacksabbathianos que, sin duda, nos llevan a pensar en Avatarium o en Jess and the Ancient Ones (que si fueran de Albacete se llamarían La Yesi y los Viejunos).

Hemos dicho que era cantante, compositora y bajista (que no sé en el mundillo del blues, pero en el metal, si sabes cantar y componer… lo de bajista tiendes a no comentarlo mucho), pero esto es un proyecto en solitario, donde se arriesga también con la guitarra.

Y ahí es uno de los puntos donde, para mí, el disco falla, no por mala técnica guitarrera, es más bien porque no consigue separar su gusto por el blues y, todavía más en los solos, nos mete ahí con calzador los sonidos blueseros que no consigue cuadrar con algo más metálico, ni en temas como Edge of Gone, donde intenta sonar demasiado (sin conseguir el mismo resultado) al Gary Moore que sí consiguió unir esos sonidos.

Otro punto donde falla, aunque no sé por qué, es en la voz, en la propia Edge of Gone hace cosas muy raras donde se nos va de tono y en alguna otra parece que no llega, mientras en canciones como New Planet Earth es capaz de ofrecernos todo un elenco de tonos y tonalidades que nos dejan pasmados.

Para mí que ha intentado hacer demasiada cosa distinta en un mismo disco, demasiados sonidos distintos, pero nos quedamos con buenos detalles y algunas canciones de la vertiente más pesada, y más cuando la Yesi nos tiene abandonados desde hace más de tres años, y Avatarium editaron un último trabajo infumable.

Lluís XXIV