Trivium, junto a Avenged Sevenfold y Atreyu, son de los grupos más sobrevalorados del mundillo del metal, en el caso de Trivium, del teórico metalcore que supuestamente siguen haciendo.

Empezaron bien, se afianzaron con el Ascendancy de 2005, y luego fueron mejorando tanto su sonido como su mezcla de heavy metal, metal alternativo y metalcore a medida que pasaban los discos, dejándonos con una tríada compuesta por The Crusade (2006), Shogun (2008) e In Waves (2011) que fue de menos a más, cosa muy difícil en este mundillo.

Y ya está, lo bueno de Trivium se quedó en esos 5 o 6 años. A partir de entonces, ni un solo single decente que nos gustara per se y no porque nos sonaba y recordaba a alguno de los singles pasados, llámense Torn Between Scylla and Charybdis, In Waves o Throes of Perdition.

¿Lo bueno de este What the Dead Men Say? Que tiene más canciones potables o pasables que los últimos cuatro discos juntos, ya que tenemos temas escuchables como Amongst the Shadows & The Stones, Bending the Arc to Fear, Bleed into Me o The Ones We Leave Behind.

¿Lo malo del disco? Que ninguna de esas canciones es especialmente buena ni puede compararse con cualquier tema del In Waves.

Recuerdo hace años quejarme porque Maiden, Deep Purple o Whitesnake vivían de renda, de los discos hechos en un período de 15 años… pero es que ahora los grupos viven y son famosos por dos o tres discos, o menos si pensamos en Marilyn Manson o los anteriormente citados Avenged Sevenfold.

Será difícil que reine el sentido común en estos grupos americanos e intenten hacer algo interesante en el futuro mientras puedan ir tirando de fama.

Lluís XXIV