Voy a hacer algo que no he hecho nunca (o a lo mejor sí, pero, con mi memoria de pez…): criticar que un grupo intente dejar de sonar comercial y se ponga serio.

Nicumo llevan solo 3 discos en más de diez años de carrera, lo que suele conllevar un buen cambio de disco a disco, pero, en este caso, no es el que nos esperábamos.

Estamos ya más que acostumbrados a que los góticos melódicos que son algo (o muy) comerciales, se acaben pasando de la raya y acaben haciendo pop emo. Pero este no es el caso de los Nicumo, quienes empezaron con ese toquecillo comercial que nos gusta, pero que siempre nos provoca la duda de si el siguiente disco será algo popero o no.

Pues no es lo que ha pasado aquí, aunque mantienen la voz más profunda, así como de gótico de verdad (o de Richmond de The IT Crowd), y la voz más melódica… de gotiquillo moñas poco oscurete, que digamos, la música que nos traen en este “Intertia” es algo más oscura, más seria y sobria.

Y no sé si ellos se lo creen, si se creen esta música más sobria que hacen… pero a mí no me acaba de convencer, me suena a una puesta en escena algo forzada y poco natural, perdiendo ese gancho o punch o chispa que tenían,

Mientras que sus otros dos discos me entraron de buenas a primeras, sin problemas para escoger dos o tres singles para pinchar por la radio… de este ya voy por la cuarta escucha, y me cuesta, no me los creo, son un poco como Val Kilmer haciendo de Batman, que no lo hacía del todo mal, pero habiendo visto Top Secret! sabes que el papel de su vida era ese y no el de Bruce Wayne.

¿Que la intención es buena? Seguramente. ¿Que no se han dejado llevar por lo fácil? También. Pero… no convence.

Lluís XXIV