Tengo muchas cosas que decir de Axel Rudi Pell y este disco… ¿interesantes todas? Seguramente no… ¿algunas? Meeehhh… Pero voy a empezar con una duda que me corroe el alma e inquieta a todo mi ser interior… ¿De qué pollas sirven las intros de dos minutos? ¿Para pinchar en los conciertos para que salgan los músicos al escenario? Primero… ¿qué conciertos? Y, segundo, ¿quién necesita dos minutos para hacer 15 metros?

Otra duda que me perturba mis padentros: Si no hace prog, y lleva más de 20 años haciendo canciones iguales unas a otras, ¿por qué sigue ARP haciendo canciones de entre cinco minutos y medio y siete? En más de 20 años que hace que se repite, ¿ningún productor le ha dicho que esas canciones no tienen un recorrido de más de tres minutos?

Vamos a por el disco. Decíamos del último disco de Hardline (para quien no lo sepa, el principal proyecto paralelo del vocalista Johnny Gioeli), que había perdido su esencia y que, básicamente, era otro disco de ARP. Pues bien, ahora sabemos por qué. Porque Axel Rudi Pell ahora también es como Hardline, mezclando el hard rock con el metal melódico que lo caracterizaba.

Tras la intro, tenemos Gunfire, primer single y el único tema cañero del disco característico del grupo, pues le sucede Bad Reputation, un tema al más puro estilo hardrockero de Hardline, de los que ya no encontramos en los discos de Hardline.

En cuarto lugar tenemos el tema que da título al cd, Sign of the Times, que, junto al que lo cierra, son los dos medios tiempos pesados con el sello de Axel.

En el ecuador del disco tenemos lo único interesante y destacable del disco, The End of the Line, tema de metal melódico, pero mucho más ligero y animado que lo que lleva haciendo el grupo estos últimos 30 años, sin ser hard rock ni entrar en el terreno de los grupos de Gioeli.

Y a partir de ahí volvemos a la desidia generalizada, con As Blind as a Fool Can Be, que, tras más de un minuto de intro, nos entra una balada hecha directamente para el próximo recopilatorios de baladas, igual que el siguiente track, Wings of the Storm, un medio tiempo que, con unos arreglillos acústicos, también colará para el recopilatorio.

En octavo lugar tenemos otro medio tiempo, Waiting for Your Call, en este caso, medio tiempo de la factoría Hardline, para pasar a Living on a Dream, tema de guitarras pesadas típicas de ARP, pero un estribillo más propio de Hardline. Podría haber sido la otra cosa medio-destacable del disco, pero si está al final, por algo será, y es que no les ha quedado muy resultona que digamos. Y, para terminar, el ya comentado medio tiempo final, Into the Fire.

Resumiendo, cuatro medios tiempos, una balada, una intro, una canción de Axel Rudi Pell, una de Hardline, una de mezcla de ambos y una un poquillo distinta.

Lluís XXIV