Schlagwetter es un grupo alemán que curiosamente hace metal gótico-industrial o neue deutsche härte, para nada parecidos a grupos como, por poner un ejemplo así al azar, Schlagwerk, grupo alemán que hace metal gótico-industrial (o neue deutsche härte).

Schlagwetter (que es el nombre que se da a la explosión de grisú, el gas de las minas) llevan poco más de 4 años en su haber y este Bis in den Tod es su segundo disco.

A pesar del nombre, no resultan ser ninguna explosión para el género, ni vienen a renovar nada, como tampoco aportan demasiado. Eso sí, la parte buena es que no se han echado para el bando de Oomph!, Eisbrecher o Megaherz que últimamente están saturadísimos de bandas, tanto veteranas como noveles, aunque no igualmente saturadas de calidad u originalidad.

Schlagwetter han creído ser mejores que todos esos y se han ido directamente a competir con Rammstein. ¿Cómo les ha salido? Pues psié, por decirlo de forma técnica. Los temas más Rammstein no están mal, pero tampoco llegan ni a intentar eclipsar los Rammstein clásicos. ¿Que a los Rammstein actuales es fácil eclipsarlos? Sí, pero ya lo hacen ellos mismos. Si piensas en Rammstein o buscas una canción suya, no buscarás nada de los últimos 15 años, irás a lo bueno. Pues lo mismo con estos novatos, no vas a compararles con lo último, vas a compararles con lo que tienes en la memoria musical, y ahí no pueden competir.

Es cuando se alejan de sonar a Rammstein que Schalgwetter nos ofrecen algo mínimamente interesante, en canciones como Das Kind, Goldener Reiter o Brich dein Schweigen, donde se les avista un mínimo de personalidad y posibilidad de sonido propio. Y eso, contando que es un género saturadísimo, pues es algo a tener en cuenta.

Lluís XXIV