and Oceans Cosmic World Mother

En la película “Back To The Future”, Doc le dejaba muy claro a Marty McFly que si viajas al pasado debes procurar no interferir con los hechos que allí acontecen, sino puedes crear una paradoja espaciotemporal de consecuencias imprevisibles. Es posible que si …and Oceans pudieran viajar al pasado, se pasarían los conejos de Doc por el forro de los co****s.

El caso es que este grupo finés acaba de editar el disco que debería haber sacado el año 2001. Después de unos muy buenos inicios en el Black Metal melódico/sinfónico a través de su debut “The Dynamic Gallery Of Thoughts” y el siguiente “The Symmetry Of I, The Circle Of O”, …and Oceans decidieron realizar un cambio importante de rumbo para acercarse a sonoridades industriales. Esta nueva etapa no estuvo del todo mal, pero seguramente no era lo que los fans esperaban de ellos. Posteriormente decidieron insistir en esta propuesta, e incluso llegaron a cambiarse el nombre para ver si así conseguían captar a un nuevo tipo de fan. El resultado fue que con cada nuevo disco tan solo conseguían seguir cavando su propia tumba.

Pues bien, finalmente han decidido recuperar su nombre original y reformar un poco el grupo. Han fichado entre otros a Mathias Lillmans a las voces, que es el actual vocalista de Finntroll. Y el resultado no puede ser mejor. …and Oceans vuelven a adopta la esencia del primer álbum de Emperor, sonando grandes, majestuosos y sin fisuras. Las progresiones melódicas a ritmo de blast beat y con el acompañamiento de los teclados creando atmósferas suena a gloria, y nos regalan grandes temas como “Apokatastasis” o la inicial “The Dissolution Of Mind And Matter”, por destacar solo algunos.

Puede que este disco llegue un poco tarde en la carrera de …and Oceans, pero como mínimo han tenido suficiente cintura como para rectificar y volver a crear una gran obra, no como… así por poner un ejemplo al azar, Covenant.

Ivan Cateura