Ends With a Bullet es el grupo que ha formado Liam Espinosa tras ese grupo de original nombre y que no sabemos ni qué significa ni de dónde habrá salido, llamado… Liam Espinosa.

Como ya conoceréis todos a Liam Espinosa, y, quien no, podrá deducirlo fácilmente por el nombre, es un productor y compositor sueco que, viendo las mierdas que editaban los grupos de metalcore melódico y similares, decidió que no era tan difícil hacerse famoso, primero empezó en Youtube, y luego ya pasó a grabarse sus propios discos.

Para este proyecto se juntó con el ex Dead by April/Nightrage y Death Destruction, Jimmie Strimmell, que al poco de iniciar el camino, dejó la banda por problemas personales. También deja la banda al cabo de poco Marcus Rosell, el batería, para hacer el recorrido contrario a Jimmie, es decir, para irse a Dead by April. También desaparece de escena el bajista, Diederich Castro, aunque en este caso, no sabemos el motivo… como si importara.

Se quedan en el grupo Liam y el guitarra Eric Bogren, a quien supongo que Liam le debía de pagar más porque era el único con nombre sueco para que colara que eran suecos…

¿Qué diferencia hay entre Liam Espinosa en solitario y Ends With a Bullet al que van dejando solo? Pues, musicalmente, casi ninguna. Sí que como Liam Espinosa se nos podía ir del metal al rock pasando por el pop sin vergüenza, pero aunque Ends With a Bullet se clasifique como Modern Metal o Death Melódico porque hay algún berrido y/o gutural por ahí mezclado… se nota ahí la mano de un productor, que da la casualidad de ser él mismo, dando como resultado temas asquerosamente comerciales.

Eso no siempre es malo, pues, si se sabe hacer bien, hay cosas que cuelan, llámense Nickelback, por poner un ejemplo así como al azar.

Y, de hecho, como cuando Liam Espinosa saca discos como Liam Espinosa, hay algunos singles que sí que cuelan, por comerciales que sean, y tienen su cosilla.

Ni de broma esto es Modern Metal o Death Melódico, estaría en un metal alternativo en la onda de unos americanos Nonpoint con alguna voz algo más agresiva… en la onda Disturbed, pero lo dicho, hay canciones que cuelan y se te acaban enganchando, aunque no sepan el estilo que hacen.

Lluís XXIV