Es curioso buscar información por ahí de esta gente… ya que te sale que Lannon es un grupo de metal alternativo británico, concretamente londinense, formado como proyecto paralelo por parte del cantante y el guitarrista de los Icon & The Black Roses, grupo de rock gótico portugués que grababa sus discos en Alemania con ingenieros de sonido y productores de power metal alemanes.

Esto, que parece un chiste de Eugenio, es lo que sería el resumen de lo que encontramos de información por internet.

Lo cierto es que ni puñetera idea de qué tal suenan los Icon y compañía, no los he escuchado nunca, pero sí que me había escuchado el anterior disco de Lannon con el que debutaron, “Guide Me Through The Dark”, y, aunque metal alternativo comercial, me gustó bastante. No entiendo por qué toda la publicidad de este disco sigue girando en torno a su banda de rock gótico y las referencias a su primer disco están casi camufladas.

Pero esta gente son de hacer cosas raras, como empezar el disco con el tema que le da título, en la línea de las canciones de su primer trabajo, un metal alternativo bastante pegadizo, pero con unos sintetizadores muy ochenteros por ahí metidos y, justo después, como segundo track, nos meten una versión pseudo-acústica del Numb de los Linkin Park... y para colmo, el tercer track es una especie de intro oriental que nada tiene que ver con la canción a la que precede, Martyrs… ¿por qué? Ni puñetera idea.

Pero bueno, a partir de esa “Martyrs” reconocemos plenamente a los Lannon de su primer disco, unos sintetizadores más actuales, temas un poquitín más cañeros, otros un poquito más moñas-comerciales, pero con bastante buen resultado en general, siempre con la sensación de que la voz de Johnny Icon es la de David Draiman con una resaca del copón así cantando como melódico y bajito y sin los “Uh-oh-oh-oh-oh!”.

Lluís XXIV