Tres discos ya en poco más de tres años de esta banda de metal alternativo/nu metal con una frontman que se puede ir sin problemas de la voz rasgada a la gutural.

Cuando un grupo no se toma el tiempo necesario para parar, componer, comparar e ir dándoles vueltas a las canciones, se nota, y este es el caso de los Null Positiv, después de un buen debut, un segundo disco aceptable, y ahora, un tercero… pasable.

No hay canciones redondas ni singles claros, sí que tenemos riffs molones por ahí, algún estribillo bien cuadrado, las pocas partes vocales melódicas que hay, no están mal… pero no está todo en una misma canción.

Las canciones con una base contundente, fallan con estribillos simplones y poco atractivos, los temas que tienen buenas melodías, no se resuelven bien, como es el caso de Insomnia, que empieza demoledora, y a mitad de canción cambia a algo melódico y lineal, siendo una canción totalmente distinta a lo que habían hecho al principio.

Independenz, que da título al cd, intenta ser algo entre alternativo e industrial de la vertiente más épica, pero ahí ha fallado la producción, porque no acaba de dar el resultado esperado.

Y así con el resto de canciones, si no fallan por un lado, fallan por otro, siendo un “quiero y no puedo” constante, mostrando una gran falta de imaginación a la hora de componer, y una buena falta de recursos que no sean los constantes y mareantes cambios de la voz de Eli Berlin.

Quizás deberían probar un sonido más americano, menos saturado, cortar las guitarras y buscar cosillas, porque ahora mismo, es un barullo de distorsiones sin un resultado demasiado agradable al oído.

Lluís XXIV