Me imagino a sus respectivas madres pellizcándoles las mejillas y diciéndoles: “¿Quién es el grupo más original del mundo, eh? ¿Quién es?”, y que ellos respondan: “No sé… ¿Dustland Express? ¿Zeal & Ardor? ¿Evanescence? ¿Maluma? ¿Los Chunguitos?”.

Veinte años llevan ya (que tocaría ir pensando en cambiarse de nombre), y, con este, ocho discos, y todavía no han conseguido tener un sonido propio y personal, llevándonos a través de su música por un paseo que va del postgrunge al rock-metal alternativo, de Nickelback a Three Days Grace, incluso hasta los Dark New Day en temas como I Wish.

Por suerte, hablamos de esos grupos en sus buenas épocas, donde sabían encontrar un riff sencillito, una melodía y un coro que bastaran para hacernos vibrar con temitas sencillos, pero resultones.

Eso es lo que hoy en día siguen haciendo 10 Years, temas no demasiado complejos, con melodías sencillitas pero que se pegan bien, riffs y ritmos básicos, pero bien combinados, y una voz que no es ninguna maravilla ni por tono ni por registros, pero que cumple en todos los terrenos requeridos por la música.

Todo eso, junto a una producción cuidada, unas guitarras que arropan bien a esa voz y unos parones o micro-parones muy bien calculados en casi todos los temas, pues nos dan como resultado un disco facilón, comercial, pero resultón, que entra bien.

Para resumir, nada especialmente espectacular, nada extremadamente complejo ni complicado, nada demasiado original… pero que no está mal en su resultado final.

Lluís XXIV