Mork Gryning Hinsides Vrede

Cuando un grupo vuelve a la actividad después de muchos años de haberse disuelto, se pueden plantear muchas dudas por parte de los fans. Si se trata de un grupo californiano que en los 80 lucía mallas, pelo cardado y se rodeaba de porn-stars, puedes estar bastante seguro que el retorno puede deberse a la necesidad económica de pagarse los vicios. En cambio, si se trata de un grupo de Black Metal que en una gira europea no cuenta ni con el presupuesto mínimo de una noche de fiesta del grupo californiano anteriormente citado, puedes deducir que el retorno puede tener que ver con que realmente tienen algo bueno que ofrecernos.

Mörk Gryning reaparecen después de quince años de silencio. Antes del parón nos habían dejado cinco álbumes realmente buenos de Black Metal melódico, como el descomunal “Pieces Of Primal Expressionism” con el que incluso se habían atrevido a flirtear con el Avantgarde.

Este nuevo “Hinsides Vrede” nos devuelve el añorado talento compositivo de Goth Gorgon y Draakh Kimera. Se trata de un disco con mucho sabor al Black Metal melódico de finales de los 90, relleno de pequeños detalles que enriquecen mucho su propuesta, en forma de coros, voces femeninas, guitarras acústicas o teclados.

El disco empieza más que bien, pero es a partir del cuarto corte “Infernal”, en que el trabajo realiza un decidido pase hacia adelante para ofrecernos temas de un muy alto nivel, que saben moverse entre la épica, la adrenalina y la melancolía. La misma “Infernal” llega a tener momentos que nos conducen hacia discos que marcaron una época, como el “Enthrone Darkness Triumphant” de Dimmu Borgir.

Excelente retorno de una banda que durante su etapa inicial nunca terminó de despuntar entre los principales nombres del Black Metal, ya sea por falta de quema de iglesias, de asesinatos, o de suicidios en su historial. Ahora cuentan con una segunda oportunidad para conseguirlo.

Ivan Cateura