Nether Between Shades And Shadows

Hay una máxima que dice que es mejor hacer pocas cosas bien hechas, que hacer muchas y mal. Pues precisamente esta es la idea que han decidido ejecutar los belgas Nether en su disco de debut.

Between Shades And Shadows” es un disco de Black Metal bastante crudo y contundente, que se construye sobre dos bases muy sólidas. En primer lugar encontramos las percusiones. Escuchando los primeros segundos del disco, tienes la sensación como si Nether hubieran tenido a su batería enjaulado durante meses, son su kit montado a escasos metros de los barrotes sin posibilidad de tocarlo, y que en el momento de grabar el disco le hubieran abierto la puerta, asumiendo todas las consecuencias. Cada vez es más habitual encontrar baterías ultra-técnicos y rápidos, pero lo que no es tan fácil es escuchar un ataque de rabia tan desmedido contra los parches de una batería. En ese sentido, la intro de “The Hand Of The Unspoken” es como para despeinar a un calvo.

El segundo gran pilar del disco son los riffs de guitarra. Sencillos, a la vez que monolíticos y muy efectivos. Durante los treinta-y-ocho minutos del disco, los acordes se dedican a moverse con naturalidad entre la velocidad típica del Black Metal y algunos pasajes a medio tiempo, creando atmósferas densas y ágiles, y dejando pequeños espacios para la melodía.

Ideas sencillas, efectivas y mucha rabia. Pocos conceptos pero muy bien ejecutados. Más que suficiente para parir un disco de debut que consigue despertar nuestro interés hacia futuros trabajos de Nether.

Ivan Cateura