Anaal Nathrakh

Anaal Nathrakh son como hormiguitas, enormes y feas, que trabajan sin descanso y que finalmente obtienen el fruto de su esfuerzo. Después de veinte años de apostar por una propuesta extrema, arriesgada y desinhibida, parece que finalmente están ganándose el favor de medios y público.

Si en su anterior “A New Kind Of Horror” nos acercaban hasta el extremo de todas las bizarradas sonoras que tienen en el cerebro y conseguían un trabajo muy variado y completo, con “EndarkenmentAnaal Nathrakh han decidido tirar del hilo de sus influencias más épicas y manogüarreras.

Sin tener que buscar mucho, el track inicial que le da título al disco es el ejemplo que mejor define el disco. Parte de una base típicamente reconocible de Black Metal y Grindcore caótico, hasta que llega un estribillo épico de aquellos de levantar el puño y beberse de un trago un cuerno de hidromiel. Y el disco está lleno de ejemplos como este, como es el caso de “The Age Of Starlight Ends” o “Feeding The Death Machine”.

Los nostálgicos de la voz de señor con los huevos atrapados en tapa de piano, que no sufran. Es verdad que en el “A New Kind Of Horror” explotaron mucho más este recurso, pero en este nuevo disco también aparece en canciones como la pastoril “Libidinous (A Pig With Cocks In Its Eyes)”.

Anaal Nathrakh siguen sin ser un grupo apto para todos los públicos, pero también es cierto que cada vez más gente está asumiendo el riesgo de intentar entrar en su pequeño y repulsivo mundo musical de nihilismo y misantropía.

Ivan Cateura