Tercer álbum de una banda que debe y tiene sus orígenes en el Hard Rock, pero que en este “Beautiful Chaos” se han tuneado a sí mismos, haciendo su música un tanto más agresiva, y bastante más identificable como Modern Metal, Post Grunge o incluso Death Metal Melódico, pero ya no Hard Rock. La música de Brokenrail no es compleja, no es innovadora y estaremos de acuerdo que tampoco es original. Todo lo que podemos escuchar a lo largo de los diez cortes que componen este trabajo, ya lo hemos escuchado anteriormente en otros discos de otros grupos bastante dispares entre sí. Me atrevería a tirar una línea que iría de los Iced Earth hasta los Soilwork, cruzando por otras bandas de otros sonidos/estilos distintos, pero la versatilidad y facilidad con la que estos ingleses se mueven por esta línea trazada y que a su vez es para ellos un nuevo camino a explorar, es sorprendente y por qué no, fascinante.

Sin miedo a pasar de una melodía vocal a una más gutural que rompa con el momento de la canción, sin temor a los cambios de ritmo, con el descaro a acercarse a los mismísimos Soilwork en varios pasajes del disco… Brokenrail, encabezados por Blake Clawson a las voces, sorprenden de inicio a fin, con un álbum más que notable, estable, compacto y que no sigue unas directrices o un patrón específico.

Beautiful Chaos” es el nuevo camino que este quinteto de Birmingham ha decidido explorar y donde yo en particular les encasillo y consolido sin ningún tipo de duda. Brokenrail tendrán mucho que decir si deciden mantener esta personalidad propia que sale de no innovar en nada, pero de coger lo mejor de todos en los que se han fijado y ejecutarlo y alternarlo en las distintas canciones de sus siguientes discos, dándoles, eso sí, la adecuada pincelada de sí mismos. No va a ser, para nada, tarea fácil, y caminarán constantemente sobre esa delgada línea del riesgo a quemarse, pero este “Beautiful Chaos” bien merece un buen voto de confianza.

Sergi