The Amenta Revelator

En 2004, la llegada del disco de debut de The Amenta fue escenificada por parte de la prensa como una especie de “Bienvenido, Mister Marshall”, en el que los oyentes éramos los habitantes de Villar del Río que estábamos esperando con ansia que esta banda australiana hiciera llegar la prosperidad al mundo del Metal y nos permitiera entrar definitivamente en el siglo XXI. “Occasus” fue un buen álbum protagonizado por un gran despliegue de recursos técnicos, pero visto en perspectiva, no llegó a acercarse a todo lo que prometía.
En aquel lejano 2004, ningún profeta supo ver que la entrada en el siglo XXI no vendría de Australia, sino que llegaría un año más tarde desde Francia, bajo el nombre de “From Mars To Sirius”.

Diecisiete años después, habiendo seguido muy poco la evolución de The Amenta, nos topamos con su cuarto trabajo, “Revelator”. En esta ocasión nos encontramos con un grupo más terrenal o que, como mínimo, no ha estado en el centro de atención de la prensa. Este hecho podría haber juagado a su favor, pero la verdad es que este disco tampoco terminará de brillar demasiado en el firmamento metálico.

Sí que encontramos un gran salto evolutivo entre los primeros The Amenta y los actuales. “Revelator” es un disco mucho más orgánico y que juega más entre partes contundentes y otras más ambientales. Su base constructiva sigue siendo el Metal Industrial mezclado con influencias del Death y el Groove Metal, pero han perdido el factor apisonadora que caracterizaba sus inicios. En su lugar, prefieren jugar más con la superposición de capas y la versatilidad que les proporcionan las voces y los efectos sampleados.

Revelator” es un disco correcto con algunos buenos momentos, pero no hay ningún tema que en su conjunto haya conseguido acaparar toda nuestra atención.

Ivan Cateura