Daemon Grey es un grupo canadiense de hard rock modernillo capitaneado por… Daemon Grey. No es que sea un grupo de una sola persona, pero… ya todos habéis visto lo de Bon Jovi, ¿no?

Pues bien, son un grupo que estaría a medio camino entre los (curiosamente) también canadienses Theory of a Deadman de hace una década, es decir, de cuando hacían canciones molonas, y unos Bobaflex, con una base con un sonido un puntico más industrial, recordando en algunos momentos a Gothminister.

Les falta redondear las canciones y arriesgar un poco, porque a parte de temas como Whiskey Devil Girl (que sospecho que las feminazis ya se encargarán de quejarse sobre la misma) y Nature of My Beast, que son los menos lineales, pocos temas tenemos que sobresalgan y nos llamen en demasía la atención.

Sí que en conjunto, el disco se deja escuchar y pasa bien, no hay canciones que digas “esto es relleno”, no, pero sí que les falta algo para que te entren bien y, si contamos con que esas dos canciones citadas antes, son las más arriesgadas en sonido y estructura… pues quizás es que no se han atrevido a lanzarse y, al controlarse un poco y sacar canciones más convencionales, es cuando no les ha acabado de salir bien.

Contando que esto es un debut, que el grupo tiene apenas un añito, y que todavía se les ve jovenzuelos, tienen margen para mejorar y no hacer de lo que son, canadienses, e ir a lo seguro, a ver si aprenden del tito Devin y ven que, aunque puede que hagan falta drogas, del estilo de ser y hacer música canadiense, también se puede salir.

Lluís XXV