Lake Of Tears Ominous

El mundo de las fotos promocionales de grupos musicales es casi un género artístico en si mismo. Hay los que quieren parecer los más malos del barrio, los más satánicos, los más cachondos, los más “casual” (son aquellos que quieren simular que no saben que les están tomando una foto), los más borrachos, los más épicos… Podríamos encontrar centenares de subgéneros de fotos promocionales, y ahora tenemos que añadir uno más: el Daniel Brennare.

Daniel Brennare

Adentrándonos ya en el que es el nuevo disco de Lake Of Tears, tenemos que decir que “Ominous” llega después de una espera de diez años, y en este caso está plenamente justificado que Daniel Brennare diga que este es su disco más personal, porqué literalmente se ha quedad solo. Durante este lapso de tiempo el resto de Lake Of Tears se ha ido, y el bueno de Daniel ha decidido seguir él solo, con el apoyo del productor tocando las baterías y con alguna colaboración puntual.

Lake Of Tears empezaron su camino siguiendo los pasos estilísticos de sus paisanos Tiamat, pero enseguida tomaron un camino bastante más personal. Seguían manteniendo la esencia inicial del Doom/Gothic Metal de Tiamat pero añadiéndole muchos elementos de cosecha propia. ¿Y cuáles son estos elementos? Pues los títulos de algunos temas y discos ya nos dan pistas bastante fiables: “Moons and Mushrooms”,  “A Trip With The Moon”, “Cosmic Weed”, “Planet Of The Penguins”, etc.

Ominous” recoge este poso – o humo – y lo eleva un escalón por encima. Se trata de un disco un punto más atmosférico y onírico que sus predecesores, pero que con las escuchas va tomando consistencia. Nos deja buenos temas como “At The Destination”, “Lost In a Moment” o “One Without Dream”, entre otros, que hacen que la decisión de Brennare de seguir adelante solo, haya valido la pena.

Como poco, “Ominous” es un buen experimento sonoro que nos muestra los distintos tipos de trabajos artísticos que se pueden crear en función del tipo de cotillón que guardes en la despensa de casa, sobre todo si hacemos la comparativa con los discos de Hard Rock surgidos en la California de los años 80.

Ivan Cateura