A ver, “The Metal Opera”… ¿Acaso Magnus Karlsson hace otra cosa? ¿O poner “Another Metal Opera” era ya como obvio?

¿Qué la hace diferente a otras? Pues que se ha pillado a todas las tías buenas (que sean mejores o peores cantantes ya podríamos discutirlo) del metal sinfónico: Adrienne Cowan, Ailyn Giménez, Noora Louhimo, Anette Olzon, Youmma Jreissati, Netta Laurenne

Por lo tanto, a aquellos que ya estéis hartitos y hasta los mismísimos de metal sinfónico con voz femenina… casi que no os recomendaría escuchar el disco… mirad las fotos si eso.

Para los que carecéis de demasiado criterio y os siguen gustando los grupos de metal sinfónico de voz femenina, pues podéis intentar a ver si os simpatiza este disco.

Si no diferenciáis entre metal y metal sinfónico de este tipo, tampoco vais a notar que las bases rítmicas son totalmente idénticas en casi todas las canciones (en Into the Unknown están un pelín más trabajadas o mejor programadas, según se mire, pero al tener varios parones a nivel instrumental, iba a quedar rara una parte solo con voz y una batería tutu-pah, tutu-pah, tutu-pah de fondo).

Las guitarras son un mero acompañamiento a teclados y orquestración que, como la base rítmica, se repite hasta la saciedad durante todo el disco.

Lo único que diferencia una canción de otra es que algunas cantantes no cantan igual que las otras (los registros de Noora Louhimo y Netta Laurenne por suerte son muy distintos y no rompen tímpanos), y las melodías vocales de unas y otras, que consigues llegar a diferenciar algunas.

Disco para los metalpacos y demás entes de chupa de cuero que babean con ver mujeres enfundadas en látex, aunque lo que hacen lo hayan escuchado ya hasta el aburrimiento.

Lluís XXV