Folkrim estaban ahí agazapados cual elfo maligno entre la espesor de la maleza al lado de un camino de carretas, esperando a que Korpiklaani no prestaran atención y así robarles el alcohol y el estilo musical.

Básicamente es eso lo que tenemos, justo en el momento en que Korpiklaani dejan de hacer canciones sobre bebidas alcohólicas y dan un giro a su música hacia algo más serio (a mí me recuerdan ligeramente a los primeros discos de Skyclad tras la marcha de Martin Walkyier), aparecen Folkrim, con un folk de sonido bastante cercano al de sus compatriotas finlandeses y, curiosamente, la principal temática gira en torno al alcohol

Al no ser los Korpiklaani y sonar ligeramente diferente, no es que nos aburra como nos aburrían ya los de Järvelä, e incluso tenemos canciones divertidas como Cigars and Grog, el single Drunkover (sí, lógicamente copian también el sacar como singles los temas que hablan directamente de alcohol), y una canción al inicio del cd llamada Santulla Saahaan que a mí me parece que vayan diciendo todo el rato “Viva la Puta”, que sospecho que no es adrede, pero…

Para todos aquellos que, a saber por qué, pero no os aburrían los discos de Korpiklaani y hayáis quedado como gato en medio de la carretera cegado por las largas del coche con su último disco, podéis ir a la nevera a sacar unas cervecitas y a disfrutar de este Tales of Tumult.

Para el resto de la humanidad y metalheads más normales, pues un poco lo de siempre, con un grupo que no sé qué recorrido tendrá a pesar de la suerte que han tenido con el giro musical de Korpiklaani. Pero se deja escuchar.

Lluís XXV