VentanA son un grupo bastante atípico, como podréis ya suponer por el nombre de estos americanos de Cleveland.

Tras algunos singles y demos, debutaron fantásticamente en el 2009 con el “American Survival Guide Vol.1”, del que, de momento, no hay rastro del volumen 2 ni posteriores, y lo hicieron con un metal industrial curioso, bastante melódico para ser americanos, y con tintes de Nu Metal.

Tardaron ocho añitos en sacar algo más, que fue una cosa entre LP y EP, de 7 tracks, en 2017, llamado “The Silent Majority”, donde ese Nu Metal tomaba más protagonismo e incluso empezaba a endurecerse, consiguiendo otro muy buen resultado.

Sin prisa, han pasado cuatro años más y diecisiete ya desde su formación para este segundo larga durada, donde la contundencia ha tomado un pelín más de protagonismo, y tenemos el metal industrial de estribillos melódicos como base, pero ahí ya tenemos nu metal y modern metal bien mezclados.

Pero ya he empezado la crítica avisando de que era un grupo atípico, por no decir raruno, que queda mal empezar una crítica con palabros así. Y es que, a la mezcla ya comentada, hay que añadirle que las voces las combinan Richard Thomas y Scott Beck, y no es que uno haga limpias y el otro guturales, es que ambos hacen melódicas y guturales, y mientras las melódicas son bastante cercanas, las más rotas o guturales van de la típica voz industrial en plan Turmion Kätilöt a una voz casi de blackie que se ha rascado los huevos y no se acordaba que llevaba la muñequera de pinchos de medio metro… un poco a lo Craddle of Filth, vamos.

Si es vuestro primer contacto con el grupo, quizás mejor empezar por el disco de debut o el EP, ya que esta mezcla de los Turmion, GrooVenom, Fear of Doomination y los Semargl de cuando no hacían pop, puede ser de difícil digestión para algunos.

Lluís XXV