Nuevo proyecto que aparece por Frontiers Records, y nuevo proyecto que consiste en rejuntar a varios de los vocalistas que más en forma están entre las bandas de la discográfica.

En este caso tenemos solo dos vocalistas: Renan Zonta de Electric Mob y Nando Fernandes de Sinistra, ambos brasileiros, en plan Allen/Lande o Gioeli/Castronovo, de los que ya dispone el sello, así como el dueto entre Netta Laurenne (Smackbound) y Noora Louhimo (Battle Beast) que está a punto de salir.

Parece que es un recurso que le ha venido bien a Frontiers, pues esta pandemia se han hartado a sacar discos con gente mezclada, o muchas colaboraciones en cada disco (como los dos que ha sacado Magnus Karlsson, uno con chicos y otro con chicas, debe ser del Opus el tío).

La verdad es que esto es posible gracias a que sus viejas glorias como Tony Martin o Rick Altzi todavía aguantan bien, y en un par de años han fichado una buena hornada de fantásticos jóvenes, como las dos señoritas anteriormente citadas, el propio Renan Zonta, Dino Jelusick, Ronnie Romero o el hijo bastardo de Bruce Dickinson, Raphael Mendes.

¿Por qué no he citado a Nando Fernandes? Pues no negaré que es un buen cantante, pero tanto por estética como por el resto, me parece un Mark Boals:, un buen cantante, que cumple sobradamente lo que le piden, pero que no imprime personalidad a las canciones, ni tiene una presencia que destaque ni una voz que le distinga de otros muchos…

Así pues, tenemos un duo que no veo yo demasiado equilibrado, mirad el vídeo y decidme si en presencia ante la cámara, pose, voz, etc… Renan no se come por completo a Nando.

Si a eso le añadimos que las canciones no son nada del otro mundo, pues nos queda un disco de lo que en musicología avanzada se conoce como “normalico”.

Yo me alegro que hayan encontrado un filón para capear la crisis que se añade a la que ya tenía el sector, pero Frontiers nos está inundando de música pasable, y empieza a costar encontrar algo bueno por ahí escondido. No sé si el conseguir ventas ahora va a perjudicarles y que en el futuro no nos fiemos más de lo que editen.

Lluís XXV