Born Of Osiris Angel Or Alien

“Si lo hacen, lo repiten e insisten, es porque les debe funcionar”. Después de haberlos enviado a la mierda, esta es la frase que no paras de repetirte cada vez que llaman de una compañía telefónica para tocarte los co*”%(%. Y también es la frase que me repito cada vez que escucho a un grupo de Metalcore o Deathcore que decide incorporar las voces melódicas rotas de adolescente traumatizado a su catálogo de recursos. Yo lo llamo “síndrome Chester Bennington”, y en el ámbito del Metalcore lo detecté por primera vez en los Bring Me The Horizon. Desde hace un tiempo, la cosa no para de extenderse por toda la escena.

En el caso de Born Of Osiris, ya llevan un par de discos en la frontera de lo que es aceptable en cuanto a las voces de adolescente traumatizado. Les habíamos conocido como grupo de Deathcore/Djent muy técnico, con incursiones hacia el Prog y buen gusto en incorporar sonoridades alienígenas. El título de su nuevo álbum ya lo indica, “Angel or Alien”. Pues ciertamente, preferimos su vertiente Alien, la parte Angel ya está muy desgastada por infinidad de grupos. El disco todavía tiene pasajes y canciones como “White Nile” o la experimental “Shadowmourne” – con la inclusión de una línea de saxo – que valen la pena, pero en su conjunto queda lejos de obras como “The Discovery” o “Tomorrow We Die Alive”.

No parece que en un futuro cercano vayan a variar su rumbo, porque si hacen lo que hace es porque… les debe funcionar.

Ivan Cateura