Cuando un grupo, especialmente si es desconocido y de relativa nueva creación, intenta hacerse hueco en el mundo de la música con excesos de influencias, suelen sembrar el caos y ser fácil carne de cañón a las críticas que los condenan por tratar de plagiar, por no tener identidad propia, por sonar a unos u a otros, etc. Vamos, que muy bien les tiene que salir la jugada para que no les pillen y les lapiden. Un poco me recuerda a esa época de estudiante, los tan amados exámenes. Había los que iban directamente a copiar, sin demasiados miramientos, pim pam. Estaban también aquellos que se lo curraban un poco más y que una vez hecha la copia, dedicaban el tiempo restante a cambiar frases, decir las mismas cosas con otras expresiones, para hacerlo más propio y que no se notara tanto el plagio. Se notaba igual, pero por lo menos se lo curraban. La lista de diferentes perfiles a la hora de afrontar un examen es muy larga, así que me centraré en especial en el tipo de perfil al que me recuerda el grupo de la review de hoy: Blacktop Mojo.

Esta banda de Texas parece tener prisa por tener una gran discografía ya que con este homónimo disco, serán ya cuatro los editados desde su creación en 2012. Un promedio para nada malo. Blacktop Mojo a la hora de afrontar el examen, son de los que se pasean sobrados porque van preparados. Tienen buena base, no necesitan estudiar mucho, y si miran la hoja del compañero de delante es por 2 motivos básicamente: Ratificar que van por el buen camino y así sentirse más seguros, y perfeccionar y mejorar lo que los otros han escrito, para que su trabajo sea incluso mejor. Sí, suena un tanto repelente. Pues sin llegar al extremo de la repelencia, Blacktop Mojo son, ni más ni menos, que eso, un grupo con muy buena base y excelente gusto musical, que se nutren de Blues, del Rock más clásico de los 70/80 y del Country, todo procesado con perfecta y ajustada medida, sin excesos y sin protagonismos, incluso con un Matt James a las voces haciendo un papel excepcional y muy versátil, más incluso del que aparenta en el propio disco.

El homónimo trabajo del quinteto tejano, aun estar repleto de influencias, tiene personalidad y carácter propios. Blacktop Mojo llevan a los tiempos actuales un tipo de música más propio del siglo pasado, y consiguen sonar más potentes y sobre todo muy actuales, muy frescos. Blacktop Mojo consolidan, con este homónimo disco, el trabajo que empezaron hace siete años con su debut “I Am”, desde el cual se puede apreciar una clara mejora, madurez y evolución, que los llevan al que sin duda es su mejor y más completo trabajo hasta la fecha. Poca broma con los Blacktop Mojo, y mucha atención a su posible proyección.

Sergi