¿Habéis visto la serie Weeds? Si la respuesta es que no, os la recomiendo, aunque solo sean las primeras temporadas. El caso es que ya hace bastante tiempo que cada vez que escucho una novedad vinculada con el mundo del Metalcore, me viene a la mente la intro de esta serie.

Grupos acomodados, bienestantes, gustándose a sí mismos y haciendo lo que todo el mundo ya ha hecho con anterioridad.

Con este “Conquering” de Employed To Serve la sensación ha sido totalmente distinta. Tienen melodía, mucha mala leche, parece que su cabeza no ha sido nunca lamida por una vaca, y lo más importante, hacen canciones, no un copy/paste permanente. ¿Y qué más tienen? Pues bastante facilidad para parir buenos riffs. Eso les lleva en muchas ocasiones a saltarse los límites del Metalcore para entrar de lleno en el Groove. Y para hacer eso, las guitarras cuentan con un aliado muy importante, el batería. Robbie Back es un tipo que también tiene mucho Groove en las baquetas y sabe cómo acentuar las guitarras a través de sus ataques a la batería. Este lado más Groove de Employed To Serve me recuerda en muchas ocasiones a los buenos momentos de Devildriver. Y este vínculo entre bandas lo he notado mucho en “Stand Alone”, el tema que cierra el álbum. Y es que desde que el streaming se ha impuesto como plataforma favorita del gran público, hay pocos grupos que cuiden los finales de sus álbumes, y lo que hacen Employed To Serve en el último minuto y medio de disco es parir un gran breakdown groovie que eleva la calidad del álbum.

Mención destacada merece Justine Jones en las voces. Sus desgarros vocales desprenden muchísima mala leche. Últimamente han adquirido mucha relevancia las voces femeninas versátiles, que alternan a la perfección la melodía y los growls. En el caso de Justine, ella no tiene ninguna melodía que ofrecer a la humanidad.

Nos hemos dejado la parte menos brillante para el final. Hasta el momento hemos destacado que Employed To Serve se desmarcan de la tendencia general de clonar a otros grupos de Metalcore. Pues bien, “Mark Of The Grave”, uno de los singles del álbum, es un tema 100% All Hail The Yeti, tanto en su melodía vocal masculina como en sus riffs. La canción está muy bien, pero la copia es bastante desconcertante.

Puede que Employed To Serve no luzcan gorras con la visera plana ni donettes en las orejas, pero les dan cien vueltas a la mayoría de sus congéneres.

Ivan Cateura