Cada vez es más un reto esto de etiquetar un grupo. Cada uno tiene su versión de los hechos, cada uno define un estilo a su manera y yo, personalmente, estoy un poco desbordado y cansado de tanta etiqueta, mezcla de etiqueta, estilos, subestilos, variantes, cruces y demás. ¡Es que a veces no se ponen de acuerdo ni los propios componentes de las bandas!

Empezando una crítica así, está claro que será porque aquí también he pasado un tiempo “divertido” de identificación, lectura, investigación, contraste y conclusión. En la fase de identificación, el Metalcore fue la fuente principal, y si hubiera tenido que añadirle algún suplemento, hubiera sido el Nu Metal o Metal modernillo. En la fase de lectura, como para mí, Malrun era una banda hasta la fecha desconocida, encontré que se les etiquetaba como Metal Progresivo. Durante la investigación he encontrado de todo un poco, como ya era de esperar. Metal Alternativo, Metal Moderno, Metalcore, Metal Progresivo e incluso Old School Power Metal. Decidí contrastar toda la información y lo puse todo sobre la mesa, volviendo a escuchar y reescuchar el álbum, buscando más detalles y matices que decantaran la balanza hacia un lado u otro, y todo porque me niego a etiquetar el estilo de un grupo con una lista inacabable de adjetivos. Total, conclusión: Para mi Malrun hacen Metalcore Progresivo Moderno. Punto. Creo que se entenderá y si a alguien no le gusta, pues mira, a mi tampoco me gustan los etiquetajes estándar.

Malrun son un quinteto de Dinamarca que se formaron en 2005 y que con “Pandemonium” editan su ya cuarto disco de estudio, bastante enfocado a la situación pandémica mundial, como muchos tantos también han hecho. Se lo han pensado mucho, ya que su anterior “Two Thrones” (2014) finalmente vio la luz a pesar de la ruptura de la banda con su, hasta aquel momento, vocalista, Jacob Lobner.

Pandemonium” es un disco directo y contundente, cargado de rabia acumulada, energía y melodía, pero expresada con unos temas de duración corta/media y con un toque Prog justo para darle un valor añadido a su visión del Metalcore. Interesante propuesta, así como interesante y excelente el trabajo a las voces del nuevo cantante, Nicklas Sonne. ¿Nicklas Sonne? Sí, señoras y señores, volviendo a mi trabajo de investigación, me encuentro que el nuevo vocalista de Malrun es el también líder vocal de Evil Masquerade y Defecto, que también recientemente editaron un gran álbum, “Duality“. Uno de mis últimos grandes descubrimientos vocales y más en forma de la actualidad.

Ojito con Malrun, tienen madera, buenos y técnicos músicos, energía, muchas posibilidades musicales y ahora, además, un excelente y polivalente vocalista al frente. “Pandemonium” no acaba de ser sobresaliente, ya que pierde gancho hacia el final, pero poca broma y tomémonos, a partir de ya, muy en serio a esta banda.

Sergi